La industria textil salta al negocio del cuidado animal

Dentro del sector de la salud y cuidado animal, es bien conocido el margen de rentabilidad que un modelo de negocio bien estructurado puede ofrecer. Algo que no es indiferente a la industria textil que, desde hace unos años, está intentado sacar tajada en el reparto de pastel.

Cuando hablamos de cuidado animal, nos referimos no tanto a tratamiento y asistencia veterinaria como a elementos requeridos para la atención y bienestar de las mascotas, como pueden ser accesorios, utensilios y alimentación.

No es la primera vez que una firma del sector textil, totalmente ajena al mundo animal, lanza una colección capsula o línea concreta orientada a su mismo target, pero con un consumidor final diferente: su mascota. Sin embargo, la envergadura del gigante Inditex y su último movimiento en este sentido, puede llegar a suponer palabras mayores para aquellos agentes en competencia directa.

Así es, Inditex ha lanzado a través de una de las marcas integradas en el grupo, una colección orientada a mascotas bajo el sobrenombre “PET COLLECTION1. Una línea que abarca fundamentalmente artículos textiles para perros que incluyen camas, colchones, vestimenta y pañuelos.

Es aquí donde se nos plantea la cuestión sobre el todo vale. Frente a empresas especializadas en la producción de accesorios para el cuidado animal, bajo garantía de cumplimiento de los estándares de calidad y seguridad establecidos al efecto y con el valor añadido que aportan la especialización y recorrido dentro del sector, surgen nuevos agentes que, si bien tienen expertise en el tratamiento de textiles, este no se orienta hacia los animales sino hacia las personas.

Por otro lado, surge una segunda visión no purista según la cual no plantea problema alguno el productor en cuestión, siempre y cuando la materia prima y el producto final sean aptos para uso animal. Bien es cierto que habría que tratar un tercer aspecto, como es el intrusismo, alegado por algunas de las figuras afectadas pues la producción en masa y la capacidad logística de los gigantes textiles no es comparable a la gran mayorías de marcas especializadas en cuidado animal, salvo en el caso concretos de franquicias.

Lo cierto es que el negocio de las mascotas sigue creciendo y despertando interés en propios y ajenos. Estamos seguros de que en los próximos años seguiremos viendo movimientos de este tipo.


La humanización de las mascotas

En este punto queda preguntarnos ¿De verdad existe demanda suficiente como para alentar el reciente movimiento de Inditex?

La respuesta es afirmativa y encuentra su fundamento en la tendencia cultural a la humanización de las mascotas. En una afán por integrar a nuestros animales dentro del núcleo familiar como si de un miembro más se tratase, hemos acabado por darle un tratamiento similar al que prestamos a nuestros semejantes.

Es de este rasgo del que emana el concepto moda canina, una suerte de extensión de la humanización en su máximo esplendor, permitiendo que propietarios y mascotas tengan identidad de estilo al compartir las últimas tendencias en indumentaria.

En cualquier caso, independientemente del accesorio con el que decidamos vestir a nuestras mascotas, no existe cabida a la objeción si ello va en favor de la tenencia responsable y el respeto a los animales2.


1. La Vanguardia. Zara lanza una colección de ropa para perros

2. Mas Que Salud Animal. LA IMPORTANCIA DE LA TENENCIA RESPONSABLE DE MASCOTAS ¿CÓMO COMBATIR EL ABANDONO DE MASCOTAS?

Deja un comentario