A la conquista tecnológica del mundo animal

La ciencia avanza a pasos agigantados ofreciéndonos soluciones tecnológicas pensadas para mejorar nuestra experiencia de consumo y calidad de vida. Así, tareas rutinarias o cuyo coste-beneficio se inclina hacia el lado negativo de la balanza, son concebidas como oportunidad para el desarrollo de una solución inteligente que salve ese gap en favor de la eficiencia.

Conceptos como la inteligencia artificial, el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT), los modelos predictivos o la robótica son a día de hoy un tema recurrente en el panorama ya no solo científico, sino cotidiano. El desarrollo de la quinta generación de telefonía móvil (5G) o la Industria 4.0, abren toda una ventana de oportunidades al consumo, que harán sin lugar a dudas de nuestra experiencia un proceso más interactivo y enriquecedor.

Pero, si avanzamos un paso más, superada la experiencia de consumo, la propia oferta disponible se está viendo reemplaza por análogos tecnológicos que permiten llevar la inteligencia avanzada a nuestro día a día.

El mundo animal, a la vanguardia en la adscripción a los últimos avances, está viendo actualizada su cartera de soluciones de producción y cuidado animal. Desde gateras inteligentes hasta trazabilidad de los productos de origen animal.


Producción más eficiente y avance en el cuidado animal

La ganadería de precisión va tomando fuerza en nuestro país. Una tecnología basada en dispositivos inteligentes y análisis de datos que permiten extraer información a partir del propio comportamiento del animal. Esto se traduce en un aumento de la eficiencia productiva por un lado y en una mejora del bienestar animal por otro. Además, uno de los aspectos que con más frecuencia preocupa al consumidor, más aún en el contexto actual de sostenibilidad, es el origen de los productos de procedencia animal. Pues bien, la cadena de bloques, más conocida como blockchain, o incluso diferentes software que beben de la ciencia de datos, ofrecen un alto potencial de trazabilidad. Esto significa que el consumidor puede conocer todos los pasos de procesado y elaboración por los que ha pasado un producto desde el origen.  

Un ámbito donde la tecnología inteligente despunta sin lugar a duda es el de los animales de compañía. Los propietarios, preocupados e implicados de manera activa en la salud y cuidado de sus mascotas, disponen ya de soluciones basadas en el análisis del comportamiento para extraer datos que en última instancia ­­permitan conocer el estado de salud del animal y sus necesidades en cada momento.

El futuro apunta hacia soluciones basadas en la genómica para la predicción de la rentabilidad futura en la producción ganadera o la implementación de la inteligencia artificial en medicina veterinaria para la prevención y tratamiento personalizado por animal y caso concreto. ­

Deja un comentario